ECOCASAS  >  TECNOLOGÍAS

EDIFICAR SUSTENTABLE: TECNOLOGÍAS NUEVAS

 

¿Qué es bioclimático?
La bioclimática en una ciencia ecológica que estudia la reciprocidad entre el clima y la distribución de los seres vivos.

¿Qué es la arquitectura bioclimática?

La arquitectura bioclimática consiste en el diseño de edificaciones teniendo en cuenta las condiciones naturales del lugar, valorando los aspectos que resultan más relevantes desde el punto de vista medioambiental y adoptando medidas que aprovechen al máximo los recursos disponibles (sol, vegetación, lluvia, vientos) para reducir los consumos de energía y, de este modo, disminuir los impactos de la construcción.

 

El objetivo principal del diseño es alcanzar los niveles de confort adecuados (temperatura, iluminación, ventilación, etc.) aprovechando al máximo las características naturales del lugar (orientación, soleamiento, viento, humedad, etc.) y adecuando los criterios del diseño a las condiciones del entorno, las características de los espacios, materiales, fachadas, etc., adaptándolos en función de sus utilidades.

Las siguientes tecnologías pueden ser aplicadas en conjunto o en parte, dependiendo de los deseos de las personas, el lugar, el concepto y, por supuesto, las posibilidades económicas. Todas las técnicas listadas se pueden aplicar en un modo de autoconstrucción (dicho de otro modo, alternativo) o con materiales industriales.

DISEÑO INTEGRAL BIOCLIMÁTICO

El diseño de un edificio bioclimático hace indispensable contemplar todos los elementos en su conjunto: orientación, condiciones climáticas, entornos ambientales, formas, materiales disponibles, estructuras, cerramientos, instalaciones, revestimientos, etc., dado que carece de sentido conseguir, por ejemplo, un ahorro energético en determinadas zonas y tener pérdidas de calor en otras.

La gran mayoría de los edificios construidos actualmente suplen su pésimo diseño con enormes consumos energéticos de calefacción y acondicionamiento de aire, así como sufren de humedad, mala ventilación y falta de luz natural.

 

ESTUDIO DEL EMPLAZAMIENTO

Una de las claves en la arquitectura bioclimática —sostenible o sustentable— es la inspección, antes de cualquier planificación, llamada “estudio del emplazamiento”, que incluye un análisis del lugar.

Para elegir y planificar una construcción debemos observar varios elementos que tienen gran importancia a la hora de construir un edificio aliado con el entorno. Esto nos proporcionará, como mínimo, más confort, mejores vistas, mejor aprovechamiento de los espacios y un considerable ahorro energético. Algunas observaciones son sencillas de realizar, otras más complejas o técnicas.

El estudio del emplazamiento incluye análisis del entorno, zona climática, recorrido del sol, vientos, fuentes de agua, edificaciones vecinas, estado y forma del terreno, tipo de suelo, materiales locales disponibles, etc.

Puede ser, también, más amplio e incluir técnicas de geopatía (cruces de Hartmann), contaminación electromagnética, Feng Shui, etc., dependiendo de la profundidad de análisis deseada o de las técnicas del arquitecto.

 

ORIENTACIÓN EN LA EDIFICACIÓN SOSTENIBLE Y BIOCLIMÁTICA

Sobre la base de los estudios y análisis realizados, se llega a una conclusión —siempre guiada por los deseos del futuro habitante— que da forma a  la estrategia para la orientación del edificio, su fisonomía, sus aperturas y su carácter, sus necesidades y habitabilidad. Muchas veces este proceso es parte del conocimiento y el desarrollo de confianza entre las dos partes —el arquitecto y el cliente—.

Factores para decidir la orientación:

  • el lugar y sus condiciones climáticas existentes,

  • el recorrido del sol,

  • los vientos,

  • las condiciones del entorno y del ambiente,

  • las condiciones y límites del espacio,

  • los recursos naturales,

  • las redes comunes disponibles.

AISLAMIENTO TÉRMICO – HERMÉTICA

Algunos de los factores más importantes (y menos contemplados) en la edificación actual en Argentina es la aislación de paredes, pisos y techos, así como la existencia de “puentes térmicos” y, principalmente, el modo de instalación de aberturas y su calidad. Sin embargo, este aspecto es fundamental en la planificación de edificaciones para lograr un consumo responsable y evitar pérdidas de energías.

Los motivos de esta falla son, en general, el ahorro en materiales y una mirada a corto plazo: En una casa bien aislada, con ausencia de puentes térmicos y aberturas de alta calidad, se reduce hasta un 80% el consumo de energía, se evita la presencia de humedad y se garantiza un ambiente seco y confortable.

Hay varios materiales que pueden ser usados para una buena aislación. Sin dudas, uno de los más efectivos, saludables y sustentables es la madera.

Mira acá los materiales disponibles ...

 
 

PUENTES TÉRMICOS

“Los puentes térmicos son lugares de geometría lineal o puntual del cerramiento exterior donde el flujo de energía es más grande respecto a la superficie “normal” del cerramiento.

 

Estos puentes térmicos perjudican la eficiencia energética del elemento constructivo y aumentan el riesgo de condensaciones intersticiales y moho superficial (síntoma habitual en las esquinas interiores de las viviendas convencionales en climas húmedos).”

(Fuente: PASSIVHAUS España. ¡Gracias!)

Vamos por una explicación un poco menos académica y más accesible:

Los puentes térmicos son zonas puntuales en las que se evidencia una variación en la uniformidad de la construcción.

 

Se encuentran en todas las uniones entre materiales: entre ladrillos, aberturas, techos, etc.

Hay técnicas para evitar la pérdida de energías (calor, frío, acondicionamiento) y la presencia de humedad.

GEOTERMIA

La geotermia es una técnica hermosa, aprobada y usada en muchos países, así que no es nada nuevo o raro. Es un sistema muy útil que solo aca todavía es muy poco conocido:

El calor producido por la tierra es, en efecto, una energía totalmente gratuita. Siendo propietario de su terreno, se es propietario de su propia energía. Existe en estado natural en el suelo y es renovable, gracias a los aportes del viento, el sol y la lluvia. Solo representa un coste la captación y la regulación de esta.

La geotermia hace posible climatizar edificios y viviendas usando las leyes de la física natural. Es unos de los métodos más eficientes en el uso de las energías renovables porque, normalmente, no requiere mantenimiento y es de extensa vida útil.

Hay varios modos de uso de la geotermia en la edificación, estos son los dos más practicados:

  • El sistema vertical.

  • El sistema horizontal de frío-calor.

 

El sistema vertical geotérmico:

Se caracteriza por la capacidad de captación del calor que produce nuestra tierra por sí misma para su utilización en climatización. Cuanto más grande sea la vivienda y, por lo tanto, sus necesidades energéticas, más pozos y a mayor profundidad habrá que realizar (la profundidad máxima que puede alcanzar cada pozo es de 150 metros).

Con la ayuda de un generador, el calor natural es trasmitido por medio de radiantes en los pisos y paredes del edificio para su aprovechamiento tanto en la climatización de ambientes como en la calefacción de agua.

La geotérmica vertical es el tipo de instalación más costosa (a la hora de hacer la inversión inicial), pero se amortiza rápidamente, es la más duradera y, sin duda, la más confortable .

 

El sistema horizontal de frío-calor geotérmico:

El sistema geotérmico horizontal es el más económico y fácil de aplicar. Usa la temperatura natural de la tierra (que es constante y ronda los 16 o 18 grados en una profundidad de entre 1,5 y 2 metros).

Esta realidad física natural es la base de esta tecnología:

Con un sistema de tuberías de polietileno (del tipo cañería de agua), se construye una red, con una separación entre tubos de unos 50 cm, que absorbe bajo tierra el aire del exterior y lo trasforma en aire acondicionado. Su utilización produce una temperatura estable en la casa de entre 21 – 23 grados durante todo el año.

Dependiendo de la zona climática y las condiciones del lugar, se puede aplicar con variaciones, por mencionar alguna, el sistema que trabaja con un pozo de agua subterráneo, llamado “pozo canadiense”.

 
 

VENTILACIÓN CRUZADA

 

La ventilación cruzada (también llamada ventilación transversal) es la circulación del aire a través de ventanas u otros espacios abiertos situados en lados opuestos de una sala o habitación.

Para aprovechar las corrientes naturales, se utilizan aperturas que permiten el paso del aire al interior; pero para lograr un sistema de ventilación cruzada necesitamos, primero, hacer un análisis de las condiciones climáticas predominantes, así como un estudio exhaustivo de la orientación de fachadas. Una vez que tenemos estos datos, se puede concluir dónde es el mejor sitio para colocar las aperturas y con ello lograr que la construcción esté fresca la mayor parte del día.

Tanto la iluminación como la ventilación natural son dos factores de los cuales depende mucho el confort de una vivienda o proyecto. Es cierto que existen la iluminación y la ventilación artificial, pero en estos tiempos se trata de ahorrar y de ser eficientes energéticamente.

Para la ventilación cruzada, lo más recomendable es abrir un vano exactamente en el otro extremo de donde se está recibiendo el aire para que este pueda fluir. Es importante recordar que el aire en el interior de una vivienda se comporta igual que en el exterior; es decir, el aire caliente tiende a subir (por ser menos denso) y el aire frío desciende. Esto se debe tomar en cuenta para la altura de los vanos, ya que lo deseable es que el aire caliente circule y salga.

Según estudios, el confort térmico oscila entre los 20 y 30°C, dependiendo también del factor de humedad. La finalidad del sistema de ventilación cruzada funciona cuando el interior del inmueble tiene una temperatura agradable, aunque en el exterior sea superior a los 30°C.

En cuestión de diseño no es muy recomendable colocar muros que impidan el paso o la circulación del aire, por eso los proyectos de “planta libre” favorecen mucho la ventilación cruzada.

 

El uso de patios o jardines interiores también es beneficioso, ya que permiten el escape del aire caliente y la circulación del aire proveniente de los vientos dominantes, además de que en cuestión de iluminación aportan mucho. Las antiguas casas coloniales, por ejemplo, son muy frescas debido a que tienen vanos muy altos y cuentan con un gran patio central que permite la circulación del aire todo el día.

VENTILACIÓN MECÁNICA

Es un sistema conectado con el circuito eléctrico que funciona por medio de pequeños ventiladores, generadores y filtros.

 

La técnica intenta sustituir la necesidad de aparatos de aire acondicionado usando las leyes naturales, como la ventilación cruzada, de modo de ahorrar en el uso energético.

Es un sistema avanzado para generar un ambiente confortable en los edificios. La tecnología está muy desarrollada y es usada en Europa en casas pasivas (PASSIVHAUS). Todavía no se puede acceder a ella en Argentina (si alguien tiene información contraria, que nos avise, ¡por favor!).

Aca más informacion en detailes:

La principal característica operativa de los sistemas de ventilación mecánica es que permiten introducir y expulsar del local la cantidad de aire requerido de forma independiente a las condiciones que presente el aire exterior en cuanto a presión y temperatura.

El sistema mecánico regula un caudal de aire y una presión que deberá ser capaz de vencer las pérdidas de carga en los conductos y en los accesorios instalados en el circuito.

Centrándonos en las aplicaciones para ventilación en edificios, podemos encontrar sistemas mecánicos en diferentes puntos de la instalación:

  • Admisión de aire: puede ser mecánica (con ventilador de impulsión) o natural (con aberturas en fachada).

  • Cocinas: en las cocinas se exige la instalación de un sistema de ventilación adicional y específico para la extracción de vapores y contaminantes del proceso de cocción.

 

El sistema mecánico permite diferentes configuraciones de conducto:

  • ventiladores centralizados que recogen en cubierta el aire de diferentes verticales,

  • ventiladores individuales por vertical,

  • ventiladores individuales por vivienda.

 

Otro lugar de la instalación donde se utilizarán los sistemas de ventilación mecánica es en las bocas de expulsión, en el caso de sistemas mecánicos e híbridos.

Un aspecto que es clave en la eficiencia y eficacia de este tipo de sistemas: su sistema de regulación y control. Si no hay ningún elemento de control, los ventiladores funcionan en un régimen permanente en cuyo caso el caudal extraído será en función de la capacidad del ventilador y de los conductos para adaptarse a las necesidades de la vivienda.

LOS SISTEMAS HIGROREGULADOS

 

El uso de sistemas higrorregulados permite que, mediante ventiladores accionados mecánicamente, se renueve la cantidad de aire que garantiza las condiciones de salubridad y confort en cada estancia en función de los requisitos reales.

 

Esta solución avanzada permite controlar el caudal a introducir y disminuye, notablemente, el consumo energético asociado a la ventilación al no utilizar más carga térmica que la estrictamente requerida para ventilar el local con las adecuadas garantías.

Los sistemas higrorregulables constituyen la mejor solución técnica actual para ventilación al garantizar un funcionamiento continuo, ahorro energético y calidad del aire interior y pueden ser instalados en construcciones colectivas o en viviendas unifamiliares con un coste ajustado.

 
 

AGUA POTABLE  - AGUA DE LLUVIA

 

La edificación bioclimática apunta a respetar el agua como un recurso natural y su uso en una eficiencia equilibrada.

Sobre esta base, la arquitectura sustentable incluye en la construcción la técnica de dos circuitos paralelos: uno para el agua potable y otro para el agua de lluvia. Es una técnica muy usada y aprobada en muchas partes del mundo y es un modo muy sencillo de usar el agua en su presencia natural (en este caso se trata de la lluvia, pero hay muchas maneras de generar agua potable mediante técnicas para colectar la humedad del aire, como ocurre en las montañas de Chile, en los desiertos etc.).

En concreto, el sistema es una combinación de caños comunes (preferiblemente de alta calidad) estructurados en un doble circuito. Normalmente, en el circuito del agua de lluvia se instala un filtro para evitar la crecida de algas y problemas con las cañerías. Se combina preferiblemente con instalaciones sanitarias mejoradas, cañerías y grifería de calidad, depósitos de inodoro con un “agua-stop”, etc.

En el campo, en la edificación de viviendas sin acceso a redes de agua potable o pozos con agua limpia es un método muy practicado para transformar el agua de lluvia mediante filtros (modernos o naturales) en agua potable.

En general, se puede decir que la instalación de un sistema de recolección de agua de lluvia incluye un tanque de almacenamiento de hormigón (o similar) o plástico, un sistema de tuberías, filtros y una bomba lo más eficiente posible.

¿Necesitás un profesional?

 

¿Querés saber más sobre materiales?

AGUAS GRISES Y NEGRAS

 

El tratamiento de aguas grises y negras es un tema bastante sensible y muy importante para la edificación, en especial en lugares alejados de los circuitos urbanos.

Los métodos para tratarlas pueden ser los naturales aprobados y los más industrializados que, en general, a la mayoría le parecen los más higiénicos. Ambos  son eficientes y uno no es mejor que otro.

El sistema “industrializado” para la depuración natural de aguas servidas utiliza tanques sépticos, cámara toma muestras, cámaras de infiltración y biofiltros.

Claramente, el método natural tiene costos más bajos. Para purificar, se usa vegetación en estanques y, normalmente, se combina con baños secos y una división en líquidos y sólidos.

Más información de las técnicas aprobadas y desarrolladas para la construcción puedes encontrar poniéndote en contacto con los profesionales, que encontrás aquí

 
 

APERTURAS MEJORADAS

 

Debido a que es el elemento constructivo más débil de la piel del edificio, las ventanas en una construcción térmicamente eficiente necesitan una atención que, en la actualidad, está muy subvaluado: para evitar la pérdida y el intercambio de aire no deseado se utilizan ventanas con doble o triple vidrio.

 

Lo máximo —pero con un costo más alto— son las ventanas rellenas de gas noble. La decisión de si son aconsejables ventanas con doble o triple vidrio para un edificio depende del clima de la zona.

 

Ventanas con doble o triple vidrio combinadas con carpinterías de altas prestaciones térmicas, de madera o de PVC garantizan, ya en su combinación, una buena aislación, un confort y un ahorro energético inmenso. Un efecto más, que es muy interesante para la construcción en el ámbito urbano, es que este tipo de cerramiento disminuye también un factor importante: los ruidos.

 

Mira acá las empresas que ofrecen ventanas mejoradas en Argentina …

ILUMINACIÓN EFICIENTE

 

La iluminación eficiente es una combinación del uso de luz natural y artificial. Es un verdadero desafío en la arquitectura (bioclimática) encontrar los métodos óptimos y practicables en función de la orientación de los lotes —respecto de otras casas y edificios circundantes— y los deseos del cliente y futuro habitante o usuario de la construcción.

LUZ NATURAL

El manejo de la luz natural, en general, se trata de un arte de verdad y requiere estudios profundos del lugar, además de pasión por el perfeccionismo. En lotes urbanos la búsqueda de mayor eficiencia energética plantea diseños que deben considerar el uso de tubos de luz, patios, espejos y, por supuesto, aperturas.

 

LED

De noche y en los espacios con menos luz natural, la iluminación es un factor muy importante, ya sea por su función, cuidado de la salud y de los ojos (leer, trabajar, etc.), como por el bienestar y la comodidad. El uso de led permite un mayor ahorro de energía y cubre la necesidad de iluminar los ambientes.

Un modo muy efectivo para ahorrar energía es la combinación de la luz artificial con sensores de movimientos. Esto se aconseja, en especial, en todos espacios de tránsito, como pasillos, entradas y escaleras, ya sea en viviendas privadas o en edificios.

La técnica avanzó y hoy las luces de LED se pueden encontrar en una calidad más suave y amable del tipo “blanco cálido”. Además, son superiores en rendimiento y en beneficios respecto de las bombillas incandescentes y luces halógenas.

  • Eficiencia energética: con un consumo de hasta un 85% menos de electricidad.

  • Mayor vida útil: ofrecen alrededor de 45.000 horas de uso.

  • La luz más ecológica: No solo por el ahorro energético, sino por los componentes químicos que la forman.

  • Baja emisión de calor y mínimo mantenimiento: provocan una mínima emisión de calor provocado por el desperdicio de energía para conseguir la potencia de luz deseada.

 

 

Mira acá los productos de iluminación ...

CLIMATIZACIÓN Y CALEFACCIÓN EFICIENTE

 

En los apartados anteriores, ya brindamos algunas herramientas para climatizar de manera eficiente. Resumiendo, el conjunto de soluciones que ofrece la arquitectura bioclimática para apoyar la climatización-calefacción de los edificios es múltiple. Todas ellas tienen un denominador común, que es su enfoque hacia la reducción de las necesidades de consumo de los equipos, ya sea con energías convencionales o técnicas o con energías renovables.

 

En general, se aconseja consultar a un profesional para encontrar la mejor solución de cada edificio o habitación.

 

En Argentina, gran parte de la población carece de acceso a la red de gas y los costos del combustible envasado o del gasoil son excesivamente altos.

 

  • Tanto en zonas urbanas como rurales, es posible lograr mayor independencia de estos insumos si se opta por calefaccionar con salamandras a leña —recurso renovable a través de la reforestación—. Ya existen en el mercado modelos de alto rendimiento y bajo consumo. Además, son más seguras que en otros tiempos: no liberan humo, queman el alquitrán, los gases venenosos y el dióxido de carbono.

  • En cuanto a la refrigeración/calefacción, un aire acondicionado de alta calidad y energéticamente eficiente permite recuperar en muy poco tiempo la inversión inicial. Dentro de las marcas disponibles en el mercado,  lo ideal es buscar equipos que cumplan con la calidad de certificación IEE (Índice de Eficiencia Energética) clases A, B o C y que utilicen refrigerantes ecológicos.

 

Mira acá sistemas de calefacción …

 
 

CALEFACCIÓN SOLAR E INERCIA TÉRMICA

 

Soluciones para el aprovechamiento de la inercia térmica de los materiales

Se pretende aprovechar la masa térmica de los materiales y sistemas constructivos como dispositivos de almacenamiento de calor. Durante las horas de soleamiento el edificio acumulará calor y lo liberará en las horas posteriores.

Resulta adecuado, ya que al almacenar las ganancias solares se reducen las cargas de calor que es necesario aportar con fuentes externas. Igualmente contribuye a minimizar el riesgo de sobrecalentamiento de los edificios al reducir notablemente los cambios de temperatura.

En el caso de que se quieran aprovechar al máximo las características de inercia térmica de los materiales debería evitarse el uso de elementos aislantes en el suelo, como es el caso de moquetas y alfombras que impiden el almacenamiento de las ganancias solares. Uno de los ejemplos más conocidos y aplicados son los muros trombe.

 

MUROS TROMBE

Es un sistema pasivo de ganancia de calor que se basa en los conceptos de la radiación solar, la inercia térmica y la diferencia de densidad (y por tanto, de peso) entre el aire frío y el caliente. Es un sistema que mantiene la vivienda o cualquier espacio habitable dentro de parámetros de temperatura agradable.

Se compone de las siguientes partes:

  • Un muro interior de gran inercia térmica, como ser de piedra o adobe pintado de negro, o también que “refleje” el calor, como una lámina metálica, pero, en todo caso, siempre protegida con un aislante al interior.

  • Una lámina de vidrio lo más espesa posible; mejor si es triple o doble con cámara interior.

  • Un espacio delimitado por estos últimos que debido a la radiación solar y la aportación del muro siempre tendrá una temperatura mucho mayor que la exterior y la interior. Esta es la clave del funcionamiento del muro Trombe.

  • Cuatro orificios con sus respectivas compuertas; dos superiores (interior y exterior) y dos inferiores (interior y exterior).

 

Otra posibilidad es, por ejemplo, pisos que acumulan el calor solar, aplicado en las partes de un edificio donde llega el sol en los meses fríos.

TERMOTANQUES SOLARES

La aplicación de termotanques solares es uno de los modos más fáciles y directos de calentar agua para uso en baños y cocina (aguas sanitarias). Sin embargo, se pueden utilizar también para calefacción de hogares en invierno, mediante un proceso que se denomina “suelo radiante”, así como para la refrigeración en verano —en este caso se utilizan equipos de absorción del calor—.

El sistema consiste en la captación de la energía proveniente del sol. Utiliza paneles especiales que, por medio del efecto invernadero, captan la energía solar y la concentran en una tubería por la que circula agua o algún otro líquido (en estos casos se necesita de un circuito cerrado que no permita que el líquido utilizado se mezcle con el agua, sino que, solamente a través de un intercambiador de calor, traslade el calor al circuito de agua de la casa).

 

La transformación se realiza en unos dispositivos que se denominan colectores solares, que pueden ser de alta, media y baja temperatura (estos últimos son los más utilizados, ya que calientan el agua entre 50-70 °C).

Hay varios modos de aprovechar esta técnica; puede ser por medio de termotanques solares profesionales y prefabricados o mediante la autoconstrucción de sistemas similares con botellas de PET recicladas, tubos en conexión con un sistema muy similar en la función de un muro trombe, etc. (encontrarás explicaciones para la autoconstrucción en internet).

Mira acá las empresas que ofrecen termotanques solares…

 
 

Mediante un análisis de la electricidad requerida, se puede calcular la cantidad de paneles solares (y de baterías) necesarios.

 

En general, se estima un promedio de 8 – 10 KW por día en una casa de 3 – 4 habitantes. Un panel fotovoltaico produce 1 KW por día y tiene un tamaño de, más o menos, 1,60 x 1 metro.

De todos modos, el consumo de electricidad depende completamente de los hábitos de cada persona, de la aislación del edificio, de si, además, el edificio aprovecha las técnicas de calefacción y refrigeración de otras técnicas aplicadas, como la geotermia, etc., o en caso del uso de sistemas de aire acondicionados comunes, depende mucho de la eficiencia energética y calidad de estos.

PANELES FOTOVOLTAICOS

 

La producción de energía eléctrica mediante paneles fotovoltaicos es actualmente un “boom” en el mundo. En principio, es muy importante aclarar que la aplicación de este sistema en edificaciones que no tienen una buena aislación genera enormes pérdidas energéticas y, en consecuencia, un requerimiento de energías exorbitante.

 

Así que antes de aplicar una cantidad enorme de paneles fotovoltaicos en un edificio —que, además, requieren de una enorme superficie disponible para la instalación—, es recomendable invertir primero en una buena aislación de paredes, techos y aperturas, ya sea en edificios existentes para refaccionar como en obras nuevas.

Los módulos fotovoltaicos deben ser instalados en un lugar que recibe la luz del sol por, al menos, 6 horas por día.

La producción de una corriente eléctrica entre dos piezas de material diferente que están en contacto y expuestas a la luz o generan un efecto fotovoltaico, el principio de las células fotovoltaicas, y es fundamental para la producción de electricidad mediante energía solar. Este efecto va a ser transportado a un transformador conectado con un distribuidor de la electricidad común o cuando no hay este tipo de conexión —como ocurre en la mayor parte de Argentina todavía— se conecta con baterías que almacenan la energía, lista para el uso.

 

El aprovechamiento de la energía solar a través de sistemas fotovoltaicos brindan la posibilidad de crear consumo autónomo en lugares o comunidades en donde no hay energía eléctrica, o en lugares en donde se quiera tener una independencia completa de la energía eléctrica convencional; para este caso, además del sistema de captación, se necesita de un sistema de acumulación de energía para que el sistema funcione en las horas que no hay sol.

 

Existe un tipo de instalaciones denominadas “de conexión a red” que satisfacen la demanda de energía con la luz del día a través de los generadores fotovoltaicos, incorporando la energía excedente (cuando la hay) a la línea de distribución eléctrica. Cuando el sistema deja de producir (en ausencia de luz solar) empieza a funcionar la energía eléctrica de la línea de distribución; al final, en la factura de consumo se compensa lo consumido con lo producido pudiendo haber, incluso, un saldo a favor del propietario.

 

Mira acá los sistemas disponibles y los profesionales experimentados que trabajan con esta tecnología:

ENERGÍA EÓLICA

La energía eólica utiliza el viento como fuente generadora. Actualmente, en Argentina se fomenta mucho el desarrollo de parques eólicos a nivel industrial y existen generadores gigantes en zonas de vientos estables.

El uso de esta fuente de electricidad para viviendas privadas se aplica, normalmente, en conjunto con paneles fotovoltaicos en zonas de vientos estables y continuos, como ocurre en la costa o el sur del país. Para decidir si tiene sentido usar esta tecnología es necesario un buen análisis de la ubicación y un estudio de costos/efectividad.

Hay una variedad de miniturbinas para el uso privado que todavía se debe importar desde el exterior, y los costos, en general, no están en buena relación con la energía producida.

 

Quizás lo más interesante en términos de viviendas son las capacitaciones existentes para autoconstructores, que enseñan a construir un aerogenerador para uso privado.

 
 

TECHOS VERDES Y JARDINES VERTICALES - JARDINES Y TERRAZAS:

PULMONES VIVOS CON MUCHOS BENEFICIOS

 

En el escenario actual, la mayor parte de las construcciones, ya sea en la ciudad, en áreas suburbanas o en el campo, tienen un terrazas y azoteas a las que se les da poco o ningún uso práctico (aparte de colocar la ropa para secar). Sin embargo, y especialmente en las ciudades, estos espacios son aprovechables y muy valiosos.

En la planificación y edificación bioclimática y sustentable, la inclusión de una cubierta verde aporta grandes mejoras a la calidad de vida de los usuarios o habitantes y también al medioambiente: enriquecen el entorno para las especies nativas o migratorias, capturan el agua de lluvia, reducen los niveles de contaminación, mejoran el aislamiento térmico y sonoro de los edificios y enfrían el aire.

TECHOS VERDES - CUBIERTAS VERDES

 

Existen dos tipos de cubiertas verdes, las extensivas —generalmente inaccesibles—, en las que se plantan especies con pocos requerimientos de humedad (capaces de subsistir con agua de lluvia) y con poco sustrato (entre 5 y 15 cm); y las intensivas, con sustratos espesos en los que se pueden plantar más variedades: comestibles, arbustos, etc., y suelen requerir mayor mantenimiento y riego.

ALGUNAS INFORMACIONES TÉCNICAS

 

Impermeabilización: Sobre la membrana existente se instala una especial, preferiblemente de PVC sellada por termofusión, impermeable, de 4 mm, resistente al contacto continuo con el agua y a los rayos ultravioletas. Para verificar que no existan filtraciones, se realiza una prueba hidráulica durante 72 horas.

 

Instalación: Se coloca una membrana drenante geocompuesta, luego la mezcla de sustrato, en función del tipo de plantas a colocar —en general, con raíces poco profundas—.

 

Riego: Normalmente se usa una instalación de sistema de riego por goteo automatizado con controlador programable.

 

Peso: Un techo verde pesa, en promedio, 180 – 220 kilo/m2, dependiendo del tipo de materiales, cantidad de tierra y tipo de plantas. Se debe tener en cuenta que el sustrato cambia su peso según las condiciones del tiempo (lluvia, nieve); por esto es importante considerar el clima de la zona.

JARDINES VERTICALES

Todos somos conscientes de que en la actualidad uno de los principales problemas que enfrentamos es la contaminación ambiental y a eso debemos añadirle que, ante el boom de las construcciones, cada vez contamos con menos áreas verdes en nuestras casas. Es así que los jardines verticales están creando un nuevo concepto de agricultura en la ciudad cuya finalidad es aprovechar los espacios, por más reducidos que sean, de una forma sustentable, y, además, aportan un gran valor ornamental.

Las plantas que pueden prosperar en estas instalaciones requieren un sustrato liviano, con un tipo de suelo natural o con fibras sintéticas adosadas, resistentes y de poco peso. Para el enraizamiento se crea un compartimiento de dos láminas que va anclado a la pared.

 

En las paredes se colocan algunos ventiladores que se encargan de soplar aire y hacerlo recircular por el edificio, lo que resulta beneficioso para tratar el síndrome del edificio enfermo —cuando por insuficiencias en la circulación de aire se generan más enfermedades, alergias, etc.

TERRAZAS Y JARDINES

 

La mayoría de las superficies de techos, patios y jardines en la Ciudad de Buenos Aires no son usadas eficientemente o están casi abandonadas.

 

La subvaloración de estos espacios resulta de la falta de conocimiento de los beneficios que conllevan.

Estudios científicos muestran que el contacto la naturaleza ayuda a regular la presión alta, mejora depresiones, baja el estrés y aumenta el bienestar físico y psicológico. Las plantas purifican el aire, reducen el efecto “isla de calor”, dan sombra, y el cultivo de aromáticas y otras especies comestibles proveen ingredientes frescos que aportan sabor a los platos.

Sin duda alguna, para todos los amantes de la naturaleza, la creación de terrazas, patios, jardines ornamentales y huertas productivas en áreas urbanas y suburbanas brinda la posibilidad de ampliar los espacios habitables, de crear ambientes de relajamiento y de ofrecer un lugar ideal para que los niños jueguen y aprendan.

BIOMASA

Vamos a abordar este tema en un modo sencillo, ya que si bien es algo de lo que se está hablando, aún es desconocido para la mayoría y en el futuro será muy importante para la producción de energías limpias.

La energía de la biomasa es una de las más antiguas que el hombre ha utilizado desde los inicios de la civilización hasta nuestros días. Sin embargo, con el surgimiento de la revolución industrial empezó a ser reemplazada, progresivamente, por combustibles fósiles.

BIOGÁS

Para la edificación y producción de energías limpias interesa el uso de BIOGÁS. En la actualidad, la forma más conocida de obtenerlo es la que se practica en los tambos, a nivel privado, donde los excrementos de las vacas son colectados y depositados en biodigestores.

 

Dentro de estos recipientes cerrados, sin aire del exterior y con condiciones óptimas de temperatura, las materias orgánicas (70% deyecciones orgánicas, y 30% de subproductos agrícolas y/o residuos industriales) se mezclan y se produce, de forma acelerada, el ciclo natural de descomposición. La digestión anaeróbica en los biodigestores o plantas producen el biogás, que se utiliza como único combustible en equipos de cogeneración que transforman el biogás en energía eléctrica y térmica de origen renovable.

En pequeña escala se pueden armar “biodigestores”, tipo composteras cerradas con materia orgánica, que cumplen la misma función en conjuntos de viviendas o en edificaciones verticales.

 

RESIDUOS Y RECICLAJE

Como último punto en esta lista de tecnologías aplicables, desarrollaremos un tema que está conectado con un cambio de paradigmas en la edificación. El reciclaje de residuos conlleva un ahorro de energía y evita la extracción de nuevos recursos naturales.

 

La división, el reciclado y la reducción de cantidad de basura deben ser considerados ya sea durante la edificación, como en la vida diaria. Por esto, se deben implementar cambios en los procesos productivos, aplicando el concepto de ecodiseño (utilizar materiales biodegradables o más fáciles de reciclar, de mayor duración y con menor toxicidad) y hacer un mayor esfuerzo en la prevención y reutilización.

 

RESUMEN DE LAS TECNOLOGIAS

 

EcoCasas intenta dar una idea de las tecnologías aplicables para crear mayor conciencia de las posibilidades en la construcción de viviendas particulares y edificios en un modo bioclimático, mejorado y sustentable para ahorrar energía y edificar casas más confortables cuidando el medioambiente para crear un futuro mejor.

NOTA

Toda la información publicada por EcoCasas Argentina - www.arquitecturasustentable.net - es producida a conciencia y sobre la base de nuestros conocimientos, no reclama totalidad o perfeccionismo. Los contenidos son el resultado de investigación, experiencia y el intercambio de datos con expertos internacionales y nacionales.

EcoCasas invita a comentar y proponer mejoras en todas sus publicaciones. Agradecemos críticas productivas para lograr el mejor contenido posible para todos.

EcoCasas invita también a compartir y agradece la distribución de sus contenidos. Solo pedimos que, sin excepción, nos cites como tu fuente (www.arquitecturasustentable.net), menciones al autor del artículo y brindes el link al contenido original de nuestra página.

EcoCasas es una plataforma de iniciativa privada desarrollada con pasión y mucho esfuerzo. Autores y colaboradores dedican su tiempo para proveer información práctica y aprobada.

¡GRACIAS POR RESPETAR NUESTRO TRABAJO!

El equipo de EcoCasas

 

EcoCasas Argentina es miembro y proyecto de Grupo ARSUS.